www.bellasartes.gob.mx

®Derechos reservados

Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura

México 2014

CARTELERA

Espectáculo de flamenco y presentación del calendario Danzarías 2018

Teatro de la Danza

51 Aniversario, Ballet Independiente

Teatro de la Danza

TEATRO DE LA DANZA

"El Centro Cultural del Bosque es un espacio fundamental. Si se muriera, se moriría una esperanza, una arteria para proponer. Es un espacio que las nuevas generaciones usan para crear. El Teatro de la Danza, por ejemplo, tiene un tamaño en donde se puede presentar una compañía que tiene toda una trayectoria, así como una compañía que apenas está empezando. ¿Dónde más se da esta situación de equidad?".

Tania Pérez-Salas1

"Para mí el CCB es principalmente el Teatro de la Danza. De las artes escénicas, la danza es a que más interés me despierta. Todas las veces que he asistido al CCB lo he hecho allí y, sin duda, menos veces de las que me gustaría".

2

"Yo me acuerdo de un éxito inusitado, no creo que se haya podido repetir un éxito de ese tamaño: Zaratustra, 1970, Teatro de la Danza. Seis meses sin que se quedara un solo boleto sin vender, los demás teatro tenían público del que no podían entrar a ver Zaratustra".

Héctor Bonilla3

"En el Centro Cultural del Bosque se da un intercambio multidisciplinario, y eso enriquece. Cada disciplina tiene lo suyo, uno aprende a respetar al otro y a la vez aprende uno a enriquecerse, pero sobre todo, uno aprende a ver qué hay más allá de su especialidad. El abrirse a las otras áreas es fundamental, también como ciudadanos, porque el artista es parte de una sociedad, y con toda la globalización, somos parte del mundo; entonces tenemos la obligación de enterarnos de lo que está pasando. Todo eso, lo creamos o no, sí va a colorear lo que nosotros vamos a crear, no se puede crear al margen de lo que está pasando o hacer pura copia".

Nellie Happee4

Inaugurado el 19 de septiembre de 1969, el Teatro de la Danza se convirtió en el espacio dedicado a la presentación de esta disciplina en México. Su equipamiento y disposición escénica le dieron un lugar como uno de los consentidos de las compañías más importantes del país.



Abierto al público con un programa de Ballet Clásico de México, bajo la dirección de la maestra Clementina Otero, este teatro se convirtió con el paso de los años en un bastión para los bailarines, coreógrafos y directores que han pisado su escenario.

El proyecto fue encargado al arquitecto Ramiro González Delsordo, quien se encontró con un gran reto para su levantamiento debido al reducido espacio del lugar. Finalmente se decidió sacrificar el espacio de butacas para no perjudicar las necesidades del movimiento dancístico.

En un principio, la reducción no significó un gran problema puesto que el espacio estaba dedicado a la presentación de los alumnos de la Escuela de la Academia de la Danza Mexicana.

Tiempo después, la maestra Clementina Otero, que ostentaba el cargo de Jefa del Departamento de Danza del INBA, promovió el uso del teatro para grupos de danza experimental y contemporánea, convirtiéndose en su principal centro de exhibición en México.

Como es una costumbre, el público mexicano acogió de buena manera a estos grupos coreográficos. De esta forma en 1981 se amplió su foro para dar cabida a lo más destacado de la danza nacional e internacional.

Con el paso de los años el Teatro de la Danza ha ganado jerarquía. Actualmente representa un espacio más que importante para el impulso, promoción y desarrollo de la danza mexicana.

Con un aforo de 336 butacas y una isóptica privilegiada para la danza, presenta obras de diversos géneros, con énfasis en la difusión del trabajo de compañías y grupos profesionales.

1CCB 50 memoria conmemorativa. P. 100. Coordinación editorial Arturo Delgado Fuentes. Ed. Instituto Nacional de Bellas Artes, México. 2012

2Ibid., P. 70

3Ibid., P. 59

4Ibid., P. 104