www.bellasartes.gob.mx

®Derechos reservados

Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura

México 2014

CARTELERA

Teatro Julio Castillo, 2013  / Archivo del Centro Cultural del Bosque - Fotografía: Pim Schalkwijk

"Entre el niño que empezó a ir a la Unidad Artística y
Cultural del Bosque y el adulto que ahí estrenó una obra de teatro,
en ese ínterin, está sobre todo un espectador".

Juan Villoro1

"El Centro Cultural del Bosque pertenece a mi memoria más remota
del descubrimiento del asombro de lo que es el teatro.
Aloja un detonador que es semillero, generosísimo, fundamentalmente
del arte escénico, del teatro y de la danza […]"

Luis de Tavira2

"El Centro Cultural del Bosque tiene significado
para muchísima gente que ha decidido dedicar su vida al teatro. […]
Es una casa para todos nosotros".

Alejandro Luna3

Con más de medio siglo de historia, el Centro Cultural del Bosque (CCB) del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), es un recinto artístico público dedicado a la producción, promoción, difusión, disfrute y reflexión de las artes escénicas que alberga diversos foros para teatro, danza y expresiones interdisciplinarias; escuelas, espacios al aire libre, librería y cafetería.

Desde sus orígenes, ha sido un centro cultural impulsado por el estado mexicano y por personalidades de la comunidad artística, donde se han asentado escuelas, salones de ensayo, oficinas y teatros ofreciendo una amplia cobertura para el estudio, creación y presentación de las artes escénicas.

"Mis compañeros me dijeron ¿por qué no hacemos un grupo de teatro y usas todo lo que has aprendido? Comencé a ensayar y se me ocurrió dar funciones gratuitas para las preparatorias. Hablé con “El Güero” [Ramiro González] Delsordo y él me dijo, háganlo en el Del Bosque”. Mi primera dirección profesional fue la Antigona de Jean Anouilh, un autor de gran éxito de posguerra en Francia. Me premiaron".

José Solé.5

Obra Temporal de Flavio González Mello presentada en el Teatro Julio Castillo, 2012 Archivo del Centro Cultural del Bosque - Fotografía: Pim Schalkwijk

Obra Temporal de Flavio González Mello presentada en el Teatro Julio Castillo, 2012
Archivo del Centro Cultural del Bosque - Fotografía: Pim Schalkwijk



El CCB está compuesto por ocho espacios escénicos con programación constante durante todo el año, ofreciendo al público una variada muestra de las artes escénicas de México. El Teatro Julio Castillo, el Teatro El Galeón, el Teatro El Granero Xavier Rojas, el Teatro Orientación, la Sala Xavier Villaurrutia, el Teatro de la Danza, la Sala CCB y la Plaza Ángel Salas son los foros de este recinto donde se presentan las obras de destacados artistas escénicos en México.

"Finalmente este Centro es para todos los mexicanos, para los espectadores y los creadores que tienen un proyecto interesante que presentar; porque aquí vienen, cuentan su proyecto, presentan su carpeta, y si hay un espacio y si hay producción, se hace. Debería haber muchísimos espacios así en el país, deberían existir más Centros Culturales del Bosque, para poder tener más teatros a precios accesibles, con buenas producciones, buenos directores, buenos actores. Si algo tiene el CCB es que si tú vienes aquí, vas a venir a ver calidad. Hay una garantía. Te puede gustar o no la obra, pero siempre va a estar bien hecha y bien producida".

Mariana Gajá.6

Escenario alterno durante la celebración del DID 2012. Archivo del Centro Cultural del Bosque - Fotografía: Pim Schalkwijk

Escenario alterno durante la celebración del DID 2012
Archivo del Centro Cultural del Bosque - Fotografía: Pim Schalkwijk



En las instalaciones del CCB también se encuentran las oficinas de la Coordinación Nacional de Teatro, la Coordinación Nacional de Danza, el Área Artística de la Compañía Nacional de Danza, la Escuela Nacional de Danza Folklórica, el salón de ensayos de la Orquesta de Cámara de Bellas Artes y las oficinas de la Dirección General del INBA. En el recinto se localiza también la sucursal “Del Bosque” de las librerías de arte EDUCAL, la escultura “Las Artes Escénicas” de Luis Ortiz Monasterio y la fuente “El Recreo Infantil del Bosque”, del insigne arquitecto Pedro Ramírez Vázquez y el escultor Augusto Escobedo.

"Contiguo al Paseo de la Reforma y localizado en uno de los enclaves culturales más
significativos del país, el Centro Cultural del Bosque es reflejo de la Ciudad de México,
plural e inconmensurable. Es el cruce de los caminos de sus actores, bailarines,
coreógrafos, directores, dramaturgos, escenógrafos, iluminadores, músicos,
tramoyistas y vestuaristas con la de sus arquitectos, estudiantes, escultores,
medallistas olímpicos, promotores culturales y, especialmente, la del público... El
complejo escénico de Chapultepec sigue siendo espacio histórico fundamental de la Ciudad de México para todos los géneros del
teatro, la danza, y de las más diversas expresiones del arte".

Arturo Delgado.4

Izquierda: Lobby del Teatro Julio Castillo, 2013. Derecha: Pasillo contiguo al Teatro Julio Castillo, 2013 Archivo del Centro Cultural del Bosque - Fotografías: Pim Schalkwijk

Izquierda: Lobby del Teatro Julio Castillo, 2013
Derecha: Pasillo contiguo al Teatro Julio Castillo, 2013
Archivo del Centro Cultural del Bosque - Fotografías: Pim Schalkwijk



ANTECEDENTES

El origen del Centro Cultural del Bosque se remonta a los juegos olímpicos de Londres de 1948 en los cuales el equipo ecuestre mexicano, comandado por el general Humberto Mariles, realizó una hazaña histórica. Montando a su caballo Arete, el general consiguió la primera medalla olímpica de oro para México. El equipo logró en total dos preseas doradas, una de plata y una de bronce en equitación.

Animado por estos resultados, el entonces Presidente de la república, Lic. Miguel Alemán Valdés, emprendió un proyecto ambicioso. El ejecutivo federal cedió la pista de prácticas del campo de polo Marte para la construcción de un complejo dedicado exclusivamente a la exhibición ecuestre.

Construcción del Auditorio Nacional en 1957, detrás, la edificación del Teatro del Bosque (ahora Teatro Julio Castillo) y los graneros de las instalaciones ecuestres del Ejército Nacional Mexicano (Ahora Teatro El Granero) / Fotografía: Compañía Mexicana de Aerofoto

Construcción del Auditorio Nacional en 1957, detrás, la edificación del Teatro del Bosque (ahora Teatro Julio Castillo) y los graneros de las instalaciones ecuestres del Ejército Nacional Mexicano (Ahora Teatro El Granero) / Fotografía: Compañía Mexicana de Aerofoto



Las primeras construcciones estuvieron a cargo del Departamento del Distrito Federal. El proyecto comprendía el levantamiento de un monumental coliseo, con sus respectivas caballerizas y el granero.

Sin embargo, los promotores de este proyecto vieron cómo lentamente diferentes factores, como las descomunales dimensiones de los edificios y la fuerte inversión, los obligaba a repensar la idea original. Tomaron la decisión de ampliar la función del naciente recinto a la presentación de eventos artísticos, cívicos y culturales.

Los 45 mil metros cuadrados de estructuras inconclusas tenían que ser acondicionados para dar cabida a diferentes espectáculos. El arquitecto Fernando Peña fue el creador del proyecto con la ayuda de los ingenieros Óscar de Buen y Guillermo Salazar Polanco, quienes pusieron sobre la mesa los planos del Coliseo para dar paso a los del Auditorio Municipal;  (cuya estructura de hierro remachado fue construida con la misma técnica aplicada a la Torre Eiffel), que luego sería denominado Auditorio Nacional.

Tiempo después, el Auditorio, por su gran tamaño, se especializó en espectáculos masivos, mientras que la Unidad Artística y Cultural del Bosque (UACB) se transformaba en el centro cultural más grande de México, único en el mundo en su género, con el cometido social de promover, producir y difundir las artes escénicas.

Durante el gobierno de Adolfo Ruiz Cortines, el célebre arquitecto mexicano Pedro Ramírez Vázquez recibió la responsabilidad del proyecto de la Unidad Artística y Cultural del Bosque, y tuvo como aliado al arquitecto Ramiro González Delsordo.

El primer espacio teatral que se comenzó a construir fue justamente a espaldas del extinto Coliseo, en su granero. Don Pedro Ramírez Vázquez supo que este sitio era perfecto para hacer realidad los planes que alguna vez escuchó en voz de un joven llamado Xavier Rojas para construir un teatro-arena, de cámara o de círculo.

Tres décadas después, en 1988, iniciaron los trabajos de remodelación del Auditorio Nacional a cargo de los arquitectos Abraham Zabludovsky y Teodoro González de León. En 1991 el Auditorio Nacional abrió de nuevo sus puertas y en mayo del 2000, bajo la dirección del Mtro. Ignacio Toscano, se realizó una remodelación y equipamiento general de los teatros del recinto. Al año siguiente, la Unidad Artística y Cultural del Bosque cambió oficialmente su nombre a Centro Cultural del Bosque.

Durante 2012, con la coordinación del Lic. Arturo Delgado, Director del Centro Cultural del Bosque  se realizaron obras de mejoramiento del entorno al Centro Cultural del Bosque que sus instalaciones exteriores, la Plaza Ángel Salas para acondicionarla como equipamiento básico como foro al aire libre y el vestíbulo del emblemático Teatro Julio Castillo, realizadas por los arquitectos José Castillo y Saidee Springall con la asesoría teatral del arquitecto y escenógrafo Alejandro Luna.

El proyecto incluyó la restauración de la fuente “Juego de Niños" de Pedro Ramírez Vázquez y Augusto Escobero, catalogada por el propio INBA, en colaboración con el Centro Nacional de Conservación y Registro del Patrimonio Artístico Mueble (CENCROPAM).

La ejecución de la obra fue posible gracias al trabajo conjunto de más de 30 instancias, coordinadas por la Dirección del CCB, previa autorización del proyecto por una mesa de trabajo en la que participó la Dirección General del INBA, la Coordinación Ejecutiva del Auditorio Nacional, la SEP, el CONACULTA, el arquitecto Teodoro González de León y la Dirección del CCB, entre muchos otros.

La intervención arquitectónica al vestíbulo del Teatro Julio Castillo, uno de los más versátiles del Instituto, además de transformarlo completamente con un trazo en el que destacan sus nuevas escaleras, resuelve medidas de protección civil, accesibilidad a la sala y renovado valor artístico con nuevos baños, iluminación, esclusas, rampas y escaleras internas y externas de acceso a la sala. Así, se consolida al Teatro Julio Castillo del CCB como uno de los recintos más amplios y versátiles del INBA, con mil butacas y un vestíbulo multiusos.

Al ser el CCB un recinto multifuncional que alberga teatros, salas, áreas artísticas de compañías nacionales, escuelas, librería EDUCAL, espacios concesionados y las oficinas de 14 áreas del Instituto; contiguo al Campo Marte, el Bosque de Chapultepec, el Auditorio Nacional y Paseo de la Reforma, con gran demanda de la comunidad escénica, el INBA a través de la Dirección del CCB coordinó las obras durante toda su ejecución sin interrumpir ningún tipo de actividades o funciones.

En su conjunto las obras dotan al CCB de mejores servicios de protección civil, señalización, pisos y banquetas, estacionamientos para bicis, iluminación, techumbres, accesibilidad y equipamiento de plaza para foro exterior.

HISTORIA
Y CARACTERÍSTICAS
DE LOS TEATROS

TEATRO EL GRANERO

En 1956 se inauguró el primero de los teatros del CCB, por iniciativa de un joven director de escena. Xavier Rojas fue un dramaturgo y director nacido en Puebla en 1921, que desde pequeño fue un apasionado del teatro. Sus primeros acercamientos a este arte fueron los títeres de Rosete Aranda que, gracias a las visitas con su abuelo, sembraron en su infancia la semilla del arte escénico.

+ Leer más

TEATRO JULIO CASTILLO

Con el nombre original de “Teatro del Bosque” comenzó a construirse en 1955. Los arquitectos Ramírez Vázquez y González Delsordo diseñaron un teatro a la italiana o de vista frontal, pensado para la presentación de espectáculos culturales de gran formato. Su aforo inicial fue para 1206 espectadores, aunque podía limitarse por medio de telones a 600 localidades.

+ Leer más

SALA XAVIER VILLAURRUTIA

Inaugurada el 23 de agosto de 1957 con la comedia La edad verde, de Raúl Moncada Galán, la Sala ganó importancia por el aporte que su precursor, Xavier Villaurrutia, procuró para el teatro mexicano, justamente en este escenario.

+ Leer más

TEATRO ORIENTACIÓN Y FUENTE DEL RECREO

Este teatro fue inaugurado el 30 de mayo de 1958 con la obra El canto de los grillos, de Juan García Ponce, bajo la dirección de Salvador Novo. Recibió en su inicio el nombre de Recreo Infantil del Bosque. Este teatro brindó a los niños un auténtico espacio para la iniciación a las artes escénicas.

+ Leer más

TEATRO DE LA DANZA

Inaugurado el 19 de septiembre de 1969, el Teatro de la Danza se convirtió en el espacio dedicado a la presentación de esta disciplina en México. Su equipamiento y disposición escénica le dieron un lugar como uno de los consentidos de las compañías más importantes del país.

+ Leer más

TEATRO EL GALEÓN

El último recinto en integrarse al Centro Cultual del Bosque fue el Teatro El Galeón, en 1972. El espacio fue acondicionado por un grupo de estudiantes de la Escuela de Arte Teatral y de la Academia de Danza.

+ Leer más

PLAZA ÁNGEL SALAS

La Plaza Ángel Salas es un espacio al aire libre con gradería para alrededor de 200 personas, donde se presentan principalmente las temporadas de teatro y danza escolar, además de ciclos de cine, la feria del libro teatral y otros montajes que buscan la libertad y amplitud de una plaza para sus representaciones.

+ Leer más

SALA CCB

La Sala CCB fue salón de ensayos y de usos múltiples, café Internet, sala de conferencias y bodega, hasta que en 2010 se le asignó el nombre que ahora lleva y comenzó a articularse una programación de eventos diversos, pero siempre relacionados con las artes escénicas

+ Leer más

La danza en el CCB

Durante las décadas de 1940 y 1950 la actividad cultural en México fue intensa; la era post-revolucionaria y el nacionalismo habían llegado a su clímax, y las instituciones culturales trataban de establecer las bases para el desarrollo artístico de sus profesionistas. Hubo una disciplina que sobresalió en este progreso: la danza.

Descuidada por mucho tiempo, la danza encontró el impulso de los artistas y funcionarios de la época para ubicarse como un referente de la cultura mexicana en el mundo. Fue necesaria la creación de instituciones que fortalecieran su constante crecimiento.

En 1947, con Carlos Chávez como Director General del INBA, se creó la Academia de la Danza Mexicana (ADM). La dirección de la ADM fue encomendada a dos grandes figuras de la danza: Guillermina Bravo y Ana Mérida.

En 1978 se dio otro paso gigantesco: la creación del Sistema Nacional para la Enseñanza Profesional de la Danza, cuyo objetivo fue crear planes de estudio de danza (clásica, contemporánea y folklórica) para lograr la profesionalización de los egresados de las escuelas del INBA.

El organismo concentró a la Escuela Nacional de Danza Clásica, Escuela Nacional de Danza Contemporánea y Escuela Nacional de Danza Folklórica. Esta última forma parte del Centro Cultural del Bosque hasta la fecha.

Las escuelas

Buena parte de la vida cultural artística del CCB se debe a las organizaciones, institutos y escuelas que se han establecido en este lugar.

Es el caso de importantes organismos para la construcción del arte en el país, como la Academia de la Danza Mexicana, la Escuela de Arte Teatral, el Sistema Nacional para la Enseñanza Profesional de la Danza y hoy la Escuela de Danza Folklórica.

En lo que concierne a la Escuela de Arte Teatral, sus alumnos arribaron a este espacio en 1955, pero fue hasta 1978 que se le otorgó un edificio sede con capacidad para atender a 150 alumnos. Por sus pasillos circularon muchos de los que más tarde serían grandes actores del teatro y del cine mexicano.

En 1994 la Escuela de Arte Teatral se trasladó al Centro Nacional de las Artes. Su antiguo edificio fue acondicionado para recibir a las oficinas de la Dirección del CCB y de la Compañía Nacional de Danza.

Conmemoración
del 50 aniversario
del CCB

"El arte es un acto de pasión. […] En el CCB se defiende una circulación cultural, realmente se apuesta por una aventura y esa aventura es la vida que la gente tiene dentro del arte. Qué bueno que cumple 50 años el CCB, porque eso demuestra que el camino de la cultura, que no siempre tiene apoyo, que no siempre es espectacular, que casi nunca es rentable, puede perdurar: ahí está".

Juan Villoro7

"El CCB es un pulmón artístico. Es un lugar que contribuye a la salud emocional de la sociedad, que contribuye a la inteligencia, a ampliar la mirada. Es un espacio que se ha dedicado a tender puentes".

Karina Gidi8

"El Centro Cultural del Bosque tiene significado para muchísima gente que ha decidido dedicar su vida al teatro. Ha sido, primero, butacas desde las cuales vimos las primeras obras, posteriormente escuela, porque muchos estudiaron en las escuelas de teatro y de danza que había aquí, y después, el haber vivido en sus escenarios. Es una casa para todos nosotros".

Alejandro Luna9

Durante el mes de julio de 2012, la Dirección del CCB a cargo del Lic. Arturo Delgado presentó un programa multidisciplinario conmemorativo del 50 aniversario del Centro Cultural del Bosque.

Más de 25 eventos de diversas disciplinas artísticas conformaron esta celebración en todos los teatros y espacios exteriores del CCB, incluyendo los diferentes teatros que fueron intervenidos por reconocidos artistas visuales, así como la Plaza Ángel Salas donde se montó un escenario al aire libre.

El programa presentó a talentosos creadores escénicos y visuales: actores, directores, bailarines, coreógrafos, músicos y artistas contemporáneos de las diferentes disciplinas, tanto de México como de otros países, incluyendo al Ballet Nacional Sodre de Uruguay, entre muchos otros.

Eugenio Echeverría, fundador y director del Centro Cultural Border, fue el curador invitado por la Dirección del Centro Cultural del Bosque, presentando el trabajo del artista del grafiti Dhear para intervenir la fachada del Teatro de la Danza. El colectivo “Chachachá!” intervino el pasillo adyacente a la Compañía Nacional de Teatro y el colectivo “La Piztola” de Oaxaca, trabajó sobre el exterior de la Escuela Nacional de Danza Folklórica.

Por su parte Bárbara Perea, experta en nuevos medios, realizó la curaduría de los connotados artistas visuales Enrique Jezik e Iván Abreu, del artista sonoro Manuel Rocha Iturbide, y del grupo “Astrovandalistas”, quienes intervinieron con su producción artística el estacionamiento del CCB, el teatro Orientación, la entrada del Julio Castillo y la estructura metálica entre éste y el Campo Marte, respectivamente. Las intervenciones de los artistas visuales a los teatros y exteriores del CCB, permitieron al complejo en su conjunto, ser escenario de otras disciplinas artísticas conjugadas con las escénicas.

Para esta celebración, el CCB también ofreció un concierto de música contemporánea a cargo del Cuarteto Aurora, integrado por solistas de la Orquesta de Cámara de Bellas Artes y el Ballet de la Escuela Nacional de Danza Folklórica se presentó acompañada por el emblemático grupo de son jarocho “Mono Blanco”.

A fin de mostrar la diversidad artística que alberga el CCB se realizaron funciones especiales de compañías de danza internacionales y desde luego, la amplia cartelera habitual de teatro del recinto.

Al exterior del CCB, con el apoyo del Gobierno del Distrito Federal, se realizó una exposición fotográfica sobre Paseo de la Reforma, con imágenes de puestas en escena a lo largo de los años, inaugurada por la entonces directora del INBA, Teresa Vicencio y el Director del CCB, Arturo Delgado.

CCB 50 memoria
conmemorativa

En 2012 también se emitió la publicación: “CCB 50, memoria conmemorativa” con imágenes, datos históricos, imágenes históricas y recientes de los teatros, espacios públicos, escuelas, el área artística de la Compañía Nacional de Danza y testimonios exclusivos de destacadas personalidades de las artes escénicas y la dramaturgia en México.

"CCB 50 memoria conmemorativa" cuenta con textos de presentación de las entonces presidenta del CONACULTA, Consuelo Sáizar y la Directora General del INBA, Teresa Vicencio Álvarez, así como del Director del CCB, Arturo Delgado. La historia de los espacios está contada a través de las memorias de diversos creadores y miembros de la comunidad cultural, incluyendo al autor y dramaturgo Juan Villoro; las primeras actrices Susana Alexander, Luisa Huertas, Angelina Peláez, Georgina Rábago y Ana Ofelia Murguía; los primeros actores Héctor Bonilla y Manuel Ojeda, las actrices Mariana Gajá y Karina Gidi; el actor Esteban Soberanes; los directores de escena José Caballero, Luis De Tavira, Abraham Oceransky, José Solé y Martín Acosta; los escenógrafos Jorge Ballina y Alejandro Luna; el historiador de danza Martín Foley; la primerísima bailarina Nellie Happee; el bailarín y gestor cultural Cuauhtémoc Nájera, la coreógrafa y bailarina de danza contemporánea Tania Pérez-Salas; la maestra y bailarina de danza folklórica, Lourdes Santiago y el curador de artes visuales Eugenio Echeverría.

"El Centro Cultural del Bosque tiene una cierta vibra; es ese aspecto lúdico, creativo. Somos una punta de locos, unos locos por unas cosas y otros por otras, pero que después de todo, se juntan para crear. Y ojalá que cuando esté allá en la nube 13, pueda ver que este espacio tan querido siga vivo y alimentando a futuras generaciones, no sólo de creadores e intérpretes, sino de un público, porque después de todo, ¿para qué crea uno? Uno crea para compartir".

Nellie Happee10

Referencia bibliográfica

-CCB 50 memoria conmemorativa. 127 pp.. Coordinación editorial Arturo Delgado. Ed. Instituto Nacional de Bellas Artes, México. 2012

-Ceballos, Edgar, Diccionario enciclopédico básico del teatro mexicano, Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, México, 1996, Págs. 64, 96, 333, 408, 504 y 525.

-Millán, Jovita, 70 años del Palacio de Bellas Artes, CONACULTA-INBA, México, 2004.

-Rojas, Xavier, Medio Siglo en Escena, Instituto Nacional de Bellas Artes, México, 1995.

-Ponce, Armando, México: Su apuesta por la cultura, Grijalbo, México, 2003.

-Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información de la Danza "José Limón", 50 años de danza: Palacio de Bellas Artes, Instituto Nacional de Bellas Artes, México, 1986.

Referencia hemerográfica

-"Xavier Rojas de titiritero a maestro", El Universal, México, 29 de Mayo del 2006.

-Valenzuela, Angélica, "Tras dos años de forcejeos comenzó la remodelación", El Universal, México, 18 de Junio del 2000.

-DIARIO OFICIAL DE LA FEDERACIÓN, Secretaría de Educación Pública, Jueves 21 de Junio 1962, Página 8.

1CCB 50 memoria conmemorativa. P. 74. Coordinación editorial Arturo Delgado. Ed. Instituto Nacional de Bellas Artes, México. 2012

2Ibid., P. 107

3Ibid., P. 121

4Ibid., P. 13

5Ibid., P. 48

6Ibid., P. 115

7Ibid., P. 111

8Ibid., P. 120

9Ibid., P. 121

9Ibid., P. 97